Ciet Uruguay > Nuestras Acciones > Estudios y Materiales > ​”Los beneficios de aplicar el Art. 19 del Convenio Marco para el Control del Tabaco: Responsabilidad”​

​”Los beneficios de aplicar el Art. 19 del Convenio Marco para el Control del Tabaco: Responsabilidad”​

Lunes 31/10/2016

descargaRendición de cuentas para salvaguardar la salud en las Américas: Los beneficios de aplicar el Artículo 19 del Convenio Marco para el Control del Tabaco

 

El Artículo 19 del tratado global para el control del tabaco ofrece una oportunidad importante a los países que no escatiman esfuerzos para salvaguardar la vida de sus habitantes, sus sistemas de salud y las finanzas públicas. La próxima Conferencia de las Partes del CMCT (COP7) del tratado (conocido formalmente como el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) de la Organización Mundial de Salud (OMS) a celebrarse en India en los próximos días, es el escenario ideal para resaltar la relevancia de este artículo. La efectiva implementación del artículo 19 generará beneficios con un alcance mundial positivo para la humanidad mucho más que positivo.

 

Los esfuerzos de la comunidad global del control del tabaco han contribuido a enfrentar de manera eficaz la pandemia del tabaquismo, mediante la regulación de la oferta y la demanda de estos productos, fijando límites a las acciones de la industria tabacalera.

 

Sin embargo, esta industria continúa siendo el principal obstáculo para la correcta implementación del CMCT; es el vector determinante de la pandemia del tabaquismo en el escenario internacional.

 

Por ejemplo, la industria tabacalera genera ingresos anuales superiores a los de Dinamarca, país que es considerado la 34 economía más relevante en términos de su producto interno bruto (PIB). Lo anterior es muestra de la fortaleza económica y del poder que mantiene la industria tabacalera.

 

Cabe resaltar, que existen numerosos impactos negativos en los Estados por la actividad que desarrolla esta industria. La salud y el medio ambiente son áreas que se ven seriamente afectadas por el consumo de los productos de tabaco. Por ejemplo, en Argentina la atención médica de enfermedades atribuibles al tabaco representa el 12 % del gasto anual en salud. Esto es, unos 21 mil millones de pesos argentinos o lo equivalente al 1% del PIB . Por lo tanto, las finanzas públicas 1 se ven seriamente impactadas al tener que asumir los costos generados por la atención sanitaria de las enfermedades derivadas por el consumo de estos productos.

 

Igualmente en el plano ambiental, un estudio realizado por el Departamento de Transporte de California descubrió que las colillas de cigarro constituían más del 34 por ciento de los residuos totales que se recolectaban . De tal forma, el medio 2 ambiente es severamente afectado por los productos de la industria tabacalera.

 

Los anteriores argumentos exigen que se tomen medidas para atender esta problemática. Hasta el momento, parte de las acciones que tendrían que estarse implementando al respecto, han sido dilatadas por la interferencia que ejercen las tabacaleras en las políticas públicas. Reiterados casos de corrupción son el motor principal detrás de la industria tabacalera para impulsar su agenda. Por ejemplo, un ex empleado de British American Tobacco (BAT) reveló que esta compañía había sobornado a tres oficiales de Ruanda, Burundi y las Comoras . A pesar de lo 3 anterior, el Dow Jones Sustainability Indices (DJSI) ha reconocido a esta empresa por su desempeño social por quinceava ocasión este año . 4

 

Estamos convencidos que la mejor forma de cambiar el escenario anterior es transfiriendo los impactos negativos a la industria. Afortunadamente, existen ejemplos positivos sobre casos de litigio en Norteamérica. Los argumentos utilizados para hacer responsable a la industria tabacalera han sido, por ejemplo, las prácticas ilegales en publicidad o en materia de comercio ilícito. Como resultado, estos casos han generado ingresos a los gobiernos y la publicación de documentos internos de la industria tabacalera para el conocimiento público. Lo anterior demuestra la ventana de oportunidad que se abre para toda la región y el mundo.

 

Casos legales para hacer responsable de sus comportamientos a la industria en la región son algo relativamente nuevo. La experiencia es breve, pero las oportunidades para explorar sus beneficios son excelentes. Imaginemos por ejemplo el poder responsabilizar judicialmente a la industria tabacalera y sus ejecutivos por comportamientos abusivos o contrarios a la ley. Estamos convencidos que como resultado, los directivos de la industria tabacalera tendrían más cuidado de respetar el estado de derecho para evitar ser encarcelados o sancionados.

 

En América Latina, los países ya están avanzando en políticas para el control del tabaco de gran relevancia. Países como Uruguay están poniendo el ejemplo de cómo lograr un caso de litigio exitoso en su defensa, por una demanda impuesta por la industria tabacalera. Las Partes que conforman la región de las Américas deben asumir el liderazgo para que se logre responsabilizar a la industria tabacalera en el plano judicial. Gobiernos de todo el mundo comprenden el daño que genera esta industria y sus productos a la salud y al medio ambiente. Por lo tanto las Partes deben exigir que la industria tabacalera pague por sus daños.

Miguel Asqueta es Vice-Presidente del Centro de Investigación para la Epidemia del Tabaquismo – Uruguay.

Jorge Adolfo Vega Cárdenas es Coordinador en Política para las Américas en Corporate Accountability International-México.

Jaime Arcila es Organizador para las Américas en Corporate Accountability International-Colombia

 

http://www.clarin.com/sociedad/Afirman-gasta-enfermedades-tabaquismo_0_998300402.html 1

http://language.tobaccofreeca.org/es/smoking-problem/impact/environment/ 2

https://www.stopcorporateabuse.org/press-release/major-tobacco-corporation-implicated-bribery-scandal 3

http://www.bat.com/djsi 4



  • Tel.: 091716977