Ciet Uruguay > Nuestras Acciones > Medios de Comunicación > Uruguay triunfa en el caso de arbitraje contra Philip Morris en el CIADI (Banco Mundial)

Uruguay triunfa en el caso de arbitraje contra Philip Morris en el CIADI (Banco Mundial)

Lunes 11/07/2016

Comunicado desde CIET  y notas de prensa.

tabaco1.1.- Antecedentes

El 9 de Setiembre del 2004, Uruguay ratificó el Convenio Marco para

el Control del Tabaco (CMCT) de la OMS – el primer tratado mundial

de salud pública, luego de que el Parlamento lo aprobara por Ley-

QUE entró en vigencia el 27 de Febrero del 2005. El CMCT es un

tratado internacional vinculante, y los Estados Parte del mismo

están comprometidos a aplicarlo “en buena fe”.

El 1o de Marzo del 2005 el Dr. Tabaré Vázquez se hace cargo de la

Presidencia de Uruguay, y poco tiempo después – primero vía

decreto y luego a través de Ley, y otros procedimientos

administrativos -, comienza la aplicación del CMCT. Rápidamente se

obtienen resultados significativos: reducción en 90% del nivel de

contaminación del aire en lugares públicos cerrados, reducción de la

prevalencia del tabaquismo tanto en adultos como en jóvenes y

reducción del 22% de ingresos por Infarto Agudo de Miocardio a los

hospitales.

El 19 de Febrero del 2010, la mayor multinacional tabacalera del

mundo, la empresa Philip Morris, anunció públicamente su decisión

de solicitar un arbitraje ante el Centro Internacional de Arreglo de

Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI). Esto ocurrió cuando

finalizaba el período de gobierno del Presidente Vázquez y a pocos

días de asumir como Presidente de la República, el Sr. José Mujica.

 

Este caso de arbitraje ante el CIADI se constituyó en un caso “líder”

internacional, al ser la primera vez que una multinacional tabacalera

demandaba a un Estado soberano por la aplicación del CMCT; y

atrajo la atención de los medios internacionales así como de la

comunidad internacional para el control del tabaco, dado que el

resultado del mismo podría tener un impacto significativo en la

aplicación del CMCT a nivel mundial.

Para llevar adelante su caso ante el CIADI, Philip Morris se valió de

un tratado bilateral de inversiones (BIT) entre Uruguay y Suiza, dado

que la casa matriz de la empresa se encuentra radicada en dicho

país.

La queja de Philip Morris se centró en la regulación del

empaquetado de los productos del tabaco que Uruguay realizó entre

2008 y 2009, cuando prohibió la existencia de distintas

presentaciones de una misma marca de cigarrillos y aumentó el

tamaño de la advertencia sanitaria del 50 al 80% de las caras

principales del paquete.

1. 2. – ¿Cuáles fueron los elementos principales de la

queja de Philip Morris?

Que las advertencias sanitarias gráficas del 80% y el requisito de la

presentación única por marca constituían una expropiación de la

propiedad intelectual;

Que las medidas violaban la cláusula de trato justo y equitativo del

BIT, porque –

 

a) eran arbitrarias,
b) violaban sus legítimas expectativas c) le

privaban de estabilidad jurídica;

Que las medidas aplicadas por Uruguay fueron irracionales y

discriminatorias;

Que las medidas no cumplían con los compromisos legales de

Uruguay sobre propiedad intelectual, tanto nacionales como

internacionales;

Que hubo denegación de justicia en los tribunales nacionales de

Uruguay.

1.3.- ¿Cuál fue la resolución del CIADI?

URUGUAY NO INCUMPLIÓ NINGUNA DE LAS OBLIGACIONES

DEL BIT COMO ALEGÓ PHILIP MORRIS.

2.- ¿Cuáles son las conclusiones que deben extraerse

de este caso?

Esta sentencia demuestra que los estados soberanos tienen el

derecho de regular en el interés público, para proteger a sus

ciudadanos y promover la salud pública.

El fallo es una reivindicación de la posición de Uruguay sobre la

adopción de sus fuertes y eficaces medidas de control del tabaco.

Otros países deberían alentarse a seguir el ejemplo de Uruguay y

aplicar fuertes medidas de control del tabaco, tales como la

colocación de grandes advertencias sanitarias gráficas en el paquete

de cigarrillo , el empaquetado plano y el requisito de la presentación

única por marca, sin temor a la intimidación o amenaza por parte de

la industria tabacalera de llevarlos a un litigio internacional .

 

3.- ¿Qué debería hacer ahora Uruguay?

Uruguay debe continuar su política de aplicación progresiva de

medidas efectivas, basadas en la evidencia, para continuar

reduciendo el consumo y exposición al humo del tabaco y sus efectos

devastadores sobre la salud, la economía y el desarrollo del país.

La prevalencia de tabaquismo en adultos en Uruguay sigue siendo

aún muy alta (22%), y es extremadamente alta en los sectores más

pobres (1 de cada 3), así como aumenta en las mujeres,

contribuyendo a la inequidad social.

Para enfrentar este problema, Uruguay debería, en el corto plazo,

aplicar el empaquetado plano a los productos del tabaco y una

estrategia fiscal -a través del precio – que desestimule

significativamente tanto el consumo como su iniciación, y destinar

parte de lo recaudado por tabaco a políticas de salud y control del

tabaco, y en especial en ayudar a las personas de más bajos recursos

a abandonar el consumo.

¿Qué reflexiones merece este caso?

Este caso, que nunca debió haberse desarrollado y el sistema

arbitral nunca debió haber hecho lugar al mismo.- , fue defectuoso

desde su concepción y le ha costado al país mucho dinero para

defenderse legalmente.

Ha sido el claro intento de una poderosa corporación multinacional

tabacalera de intimidar a Uruguay para hacerlo retroceder en su

regulación para el control del tabaco; políticas que fueron diseñadas

para proteger a la población de las devastadoras consecuencias de la

adicción al tabaco.

 

Al llevar este caso adelante contra Uruguay, Philip Morris puso su

interés por el lucro corporativo por encima de vida de las personas.

Este fallo debería ser visto como el “fin de la amenaza” de la

industria tabacalera, contra las leyes para el control del tabaco

aplicadas por los países, alegando que las mismas violan los

acuerdos internacionales de inversión.

El caso de Uruguay revela , también, necesidades urgentes.
Es

necesario establecer una mayor protección en el desarrollo de

nuevos tratados, o en la renegociación de los vigentes, tal como hizo

el Acuerdo Trans Pacífico (TPP), para evitar que se siga abusando de

los tratados bilaterales y multilaterales de inversiones o de

comercio, para amedrentar a las naciones (en especial a las menos

desarrolladas y pequeñas) por ejercer su derecho soberano a

proteger la salud de su población.

Es necesario también, que se revea el sistema de arbitraje de

inversión, el que ha permitido que este asunto se pudiese plantear y

llevar adelante, y este fallo no debería ser interpretado como una

reivindicación del actual sistema de arbitraje .

Felicitaciones al Gobierno de Uruguay, y a todos los involucrados en

la defensa de este caso, por haber defendido el derecho a la vida y a

la salud, ante los poderosos intereses de multinacionales.

 

En síntesis:

El fallo es 100 % positivo en todos los temas.

Se deja en claro el derecho de los países a tomar medidas

enérgicas .

Da prioridad a la salud .

Da credibilidad a la CMCT .

Reconoce que los países pequeños pueden confiar en la

investigación internacional para apoyar sus acciones.

Da plena libertad de acción para un 80% de las etiquetas.

Reconoce el derecho de los países a probar cosas nuevas ( única

presentación ) si creen que va a funcionar-

Hace pagar los gastos del caso a PM

También es un ejemplo del valor del trabajo coordinado de la

sociedad civil, que se unió para ofrecer un apoyo real, no sólo

retórico, en defensa de los intereses del país. Y que el apoyo

global e internacional, hizo una diferencia real

Dr. Eduardo Bianco Dr. Miguel Asqueta

Presidente CIET Vice- Presidente CIET

Cel 094 416559 Cel 098270000

 

Notas de prensa

Entrevista a Dardo Curti en Telebuendía

El Pais TV 

DESAYUNOS INFORMALES El balance del CIET sobre el fallo del juicio contra Philip Morris

 



  • Tel.: 091716977